La lectura, una herramienta para aprender idiomas

La lectura, una herramienta para aprender idiomas

Leer es una de las habilidades que usamos para aprender idiomas y muchos otros temas, también es una de las habilidades que nos enseñan desde que somos pequeños- Y es muy importante porque, junto con escuchar, leer es una de la habilidades “receptivas” y esto significa que la usamos para recibir información y realmente es una de las maneras en las que aprendemos nuevas palabras en el transcurso de nuestra vida.

Pero, muchas personas dicen que no les gusta leer y, por lo tanto, no pueden aprender un segundo idioma. Así que pensamos que sería una buena idea ofrecer sugerencias para desarrollar la lectura y que las usas a tu favor para aprender un nuevo idioma.

Leer no tiene que ser aburrido

Lee textos con temas que te gusten

Recuerdo que cuando estaba en la secundaria, mi profesora de castellano siempre nos pedía que leyéramos libros muy antiguos, extensos y aburridos. En esa época, no era muy buen estudiante, así que nunca leí nada de lo que nos pidió. Eventualmente, ella se cansó  de pelear conmigo y me dijo que leyera algo que me gustara así que lleve unas cuantas revistas sobre videojuegos y tecnología a la clase porque esas lecturas sí me gustaban. Mi profesora no estaba muy feliz con eso pero en ese momento me dijo que lo importante es que yo estaba leyendo algo.

Esto es muy importante cuando aprendemos un nuevo idioma, muchos estudiantes creen que tienen que sentarse y leer textos aburridos para aprender pero realmente es más beneficioso leer algo que nos gusta en el idioma que queremos aprender. Así que, intenta elegir textos, libros, historias que disfrutes para que comiences a desarrollar tu habilidad de lectura.

No tienes que leer libros o textos largos

Muchos estudiantes, especialmente en niveles básicos, me dicen que han comenzado a leer un libro (usualmente libros extensos como los de Harry Potter) y, por supuesto, mi cara es de sorpresa ya que leer ese tipo de libros en las primeras etapas de aprendizaje puede causar frustración. Sin embargo, entiendo que la mayoría comienza con libros porque esa fue la manera que les enseñaron en la escuela, con libros. 

Por suerte para nosotros, se ha comprobado que aprender un idioma no necesariamente significa que debemos aprender leyendo libros extensos, especialmente cuando estamos comenzando. En los primeros niveles se recomienda leer textos cortos y, gracias a la tecnología, podemos leer posts en redes sociales como Twitter, Facebook, Instagram. Podemos usar todas estas redes para comenzar a desarrollar nuestras habilidades de lectura.

Las redes sociales son nuestras aliadas para aprender idiomas

Leer de una sola fuente no es suficiente

Al comenzar nuestro aprendizaje de idiomas, podemos leer nuestros libros de texto o incluso redes sociales, pero deberíamos comenzar desde temprano a expandirnos a otras fuentes , como las mencionadas anteriormente. Debes buscar temas que te interesen y recuerda que no tienen que ser libros completos o textos largos. Cuando estés en un nivel intermedio o mayor, debes leer incluso más variedad de textos, no solo los que encuentres en tu libro de curso  sino también de otras fuentes que normalmente no leemos, como diarios académicos, revistas científicas, noticias internacionales, etc., porque éstas te ayudarán a expandir tu vocabulario, mejorar tu gramática y así tendrás más temas de conversación que usar en un futuro.

Tienes que hacer algo con lo que leas

Después de leer un texto, deberías hacer algo productivo con ese conocimiento que acabas de adquirir. Una buena idea es practicar escribiendo resúmenes de lo que leas, puedes practicar la habilidad oral discutiendo con tus compañeros o amigos y también puedes postear comentarios en alguna red social sobre lo que leíste.  Es importante hacer esto para alcanzar una experiencia de aprendizaje significativa, si lees algo y no haces nada con ese conocimiento, lo más probable es que se te olvide.

No necesitas dedicarle muchísimo tiempo

Leer puede ser una rutina corta, no tienes que sentarte por horas y leer libros extensos, puede ser algo tan fácil como ir a Twitter y revisar diferentes tweets, leer posts en Instagram o Facebook, o revisar las noticias en el idioma que estás intentando aprender. Estas actividades no tienen que tomarnos horas, más bien las hacemos día a día, solo tienes que comenzar a hacerlas en el nuevo idioma. Adicionalmente, si decides leer un libro largo, tómate tu tiempo, ya que es mejor comprender la información en lapsos cortos de tiempo que leer todo rápidamente para terminar temprano, eso no es productivo.

Por último, leer es una habilidad que debemos aprender  bien para dominar los idiomas. Entonces, si crees que no te gusta leer, prueba con las sugerencias mencionadas anteriormente y puede ser que comiences a leer como pasatiempo, solo recuerda comenzar con información que te parezca interesante para que así comiences a desarrollar ese amor escondido que tienes hacia la lectura.

Spread the knowledge

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *