La ansiedad de memorizar palabras

La ansiedad de memorizar palabras

Pienso que muchos estudiantes de idiomas estarán de acuerdo en que aprender idiomas es a veces estresante. Todos tenemos metas, necesidades y expectativas de nosotros mismos y, obviamente, esas expectativas no siempre se satisfacen porque este proceso no es una línea recta. Cualquiera que haya estudiado (o esté estudiando) idiomas sabe que hay altos y bajos. En ocasiones, dominamos ciertas áreas desde el comienzo y otras veces necesitamos mucha práctica para entender otras áreas. 

Yo también fui estudiante de idiomas (en realidad, aún me considero una estudiante, los profesores nunca dejan de aprender) y diría que una de las áreas que representó mayor trabajo para mi fue memorizar vocabulario. 

Con mi experiencia como profesora, he notado que esto es así para muchos estudiantes. Todos queremos aprender todas las palabras en los primeros 3 meses y por eso escribimos listas interminables de palabras, inventamos canciones con esas palabras que queremos memorizar, preparamos fichas de estudio, etc. Pero no nos damos cuenta de que el problema es precisamente querer “memorizar” palabras y no tratar de “entenderlas” y “contextualizarlas” para poder “aprenderlas”. 

¿Por qué no es buena idea memorizar palabras?

memorizar palabras Xemant

Es cierto que, en algunos casos, usar reglas mnemotécnicas puede ser de gran ayuda. Si tienes un examen pronto, usar acrónimos, canciones o asociaciones para memorizar vocabulario te puede ayudar en el examen. Si prefieres usar fichas de estudio, Quizlet  es una excelente manera de digitalizarlas y llevarlas contigo a donde vayas. 

Pero, la verdad es que olvidarás muchas de esas palabras luego de una semana. ¿Por qué? Porque sólo las memorizaste para el examen, no las internalizaste, no las usaste en una oración ni las hiciste memorables para ti. 

Contextualízalas, úsalas, házlas memorables.

contextualizar palabras Xemant

Los estudiantes suelen pedir consejos para aprender palabras nuevas y se ha demostrado que hay diferentes factores y estrategias (incluyendo las reglas mnemotécnicas) que ayudan en el aprendizaje de idiomas, entre las cuales, en mi opinión, la mejor es contextualizar las palabras. Una palabra como “ground” en inglés tiene diferentes significados dependiendo del contexto; si tienes hijos, probablemente sabrás que “ground” está relacionado al hecho de no permitir que tus hijos vayan de paseo o hagan algo que les guste (especialmente cuando no han tenido un buen comportamiento). Para los amantes del café, esa palabra en inglés se refiere a los restos de café que quedan al fondo de la taza. Pero, en un supermercado, “ground” se refiere a la comida cuando es cortada en trozos pequeños o en polvo (como la carne que se usa para la lasaña). 

Podemos ver, entonces, que una palabra puede tener diferentes significados. ¿Cómo los memorizamos? No lo hacemos. Las contextualizamos, las usamos (con nuestros hijos, en un café o en el supermercado), de esta manera las hacemos memorables y las internalizamos. Si no usas las palabras que aprender, las olvidarás. Es como tocar un instrumento o hacer ejercicio, si dejas de hacerlo por mucho tiempo, perderás condiciones porque tu cerebro olvidará algunas de las cosas que sabes.  

Aprender vocabulario no es una competencia, es un proceso… un proceso que no acaba. 

proceso de aprendizaje Xemant

Sin importar el idioma que hables, hay incontables palabras en tu lengua materna que nunca has escuchado, nunca has usado y no conoces su significado. Teniendo eso en cuenta, ¿por qué esperas aprender todas las palabras de un nuevo idioma tan rápido? Seguramente hay palabras en el nuevo idioma que has leído muchas veces y aún no puedes usarlas de manera correcta. Pareciera que nuestros cerebros a veces se niegan a aprender algunas palabras (ni hablar de la ortografía). Pero, en algún momento, después de verlas tantas veces, después de intentar usarlas y ser corregidos, nuestro cerebro las “aceptará” y las habrás aprendido.  

Los estudiantes de nivel avanzado todavía están aprendiendo palabras, los profesores todavía aprenden palabras, tú siempre aprenderás palabras nuevas (y también olvidarás las que no uses). No sigas estableciéndote expectativas tan altas. Si estás en un curso de idiomas, usa los diferentes temas como base para aprender nuevas palabras y sigue con los nuevos temas aprendiendo aún más. Si estás aprendiendo por tu cuenta, enfócate en tus necesidades y tu alrededor, comienza aprendiendo palabras sobre tu vida (estudios, tu casa y tu familia, hobbies, tu carrera, etc.) 

Mi Manera.

learning languages with TV

Yo disfruto mucho viendo series y películas, por eso, solía ver mis series favoritas en inglés con subtítulos en español. Esto requiere mucha concentración y disciplina para no leerlo todo. Yo sólo usaba los subtítulos cuando no entendía una palabra, leía muy rápido para ver qué significaba esa palabra y la repetía para practicar su pronunciación. 

En caso de que no entiendas mucho de inglés, puedes hacer lo contrario; lee los subtítulos pero presta mucha atención a lo que dicen los actores para conectar las palabras que dicen con lo que estás leyendo. Escucharás esas palabras muchas veces, entonces, con el tiempo lograrás internalizarlas.

Me gustaba mucho aprender de esta manera porque aprendía palabras y frases en contexto mientras hacía algo que me gustaba. Cada estudiante debe encontrar su mejor manera de aprender palabras. Todos aprendemos de diferentes formas.

¿Y tú? ¿También sientes esa ansiedad por aprender palabras nuevas? ¿Tienes otra manera efectiva de aprender vocabulario? Déjanos tus ideas y opinión en los comentarios. 

Spread the knowledge

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *